Sanando las Energías Sexuales


El mes de abril de 2015 marca un nuevo inicio en las dinámicas planetarias, ya que con las aperturas de los recientes portales de conciencia que iniciaron en el equinoccio del 21 de marzo y terminan en este domingo de Pascua, se abre un nuevo horizonte en el camino de ascensión en el cual afortunadamente tenemos cada vez más disponibles emanaciones de luz crística platino en el Planeta.


Lo interesante de este nuevo ciclo es que a partir de este momento se abre una importante oportunidad en la conciencia colectiva que está orientada a la sanación de las energías sexuales. Esta posibilidad de sanación que se abre hoy, es sin duda alguna, una maravillosa oportunidad nunca antes vista, en la que a partir de estos tiempos vamos a poder resolver mucho del daño que el mal uso de las energías sexuales han dejado en el Planeta y en nuestros cuerpos físicos.


Desde que nuestro Planeta Tierra fue invadido y esclavizado por la Agenda Alienígena Negativa, la principal forma de dominación de la raza humana ha sido a través de los programas de miseria sexual que se han infiltrado en nuestras consciencias y han esclavizado nuestros cuerpos a través de los implantes sexuales para tenernos en un profundo estado de sufrimiento, adicción e insatisfacción en muchos de los aspectos de nuestras vidas.


Si el día de hoy damos un vistazo a nuestro mundo con una mirada consciente y sin auto engañarnos, nos vamos a asustar del gran nivel de desconexión que tenemos como raza humana. Estamos tal vez en la más grande crisis emocional y sexual que jamás hubiéramos pensado. Tenemos finalmente que aceptar y reconocer que nuestras relaciones humanas y de pareja simplemente no funcionan y están destinadas a no funcionar. Y las que pareciera que funcionan, seguramente se mueven bajo patrones víctima/victimario y a través de programas de miseria sexual para poderlas mantener a flote. Esta es nuestra triste realidad generalizada en nuestro mundo que tenemos que atrevernos a ver.


Cuando nos comenzamos a hacer conscientes de esto y nos preguntamos ¿por qué hay tanta gente sola y sufriendo en el mundo, con el corazón roto y esperando al amor de su vida añorando el momento de encontrarlo?, ¿por qué hay tanta gente que se casa y se divorcia al mes de haberse casado?, ¿por qué hay tanta gente insatisfecha sexualmente que vive adicta a la pornografía, a la prostitución, a las drogas, y lo peor, en grandes roles de víctima/victimario?, ¿por qué existe tanto abuso sexual y violencia?, es en ese momento en donde decimos: ¡Bienvenidos a la Matrix!


La Agenda Alienígena Negativa a través de los programas de control mental ha insertado en el ser humano estructuras inorgánicas para crear daño y confusión alrededor de las relaciones humanas para promover todo tipo de miseria en la forma de ilusiones y fantasías sexuales que se nos insertan desde la niñez y permanecen durante toda la vida teniéndonos en sufrimiento e incapaces de tener relaciones sanas.


Esto lo han hecho desde siempre para desviar y esconder el potencial que tiene la energía sexual en su forma más pura para reconectarnos con la fuente. En el momento que nosotros entendemos que nuestra energía sexual es tan preciada y valiosa y que cuando la logramos purificar de cierta forma, tiene el potencial de iluminarnos y convertirnos en Cristos vivientes en este Planeta, entendemos el por qué la Agenda Alienígena Negativa ha hecho el peor de los daños a la humanidad en este sentido.


Este es el momento de caer en cuenta que el objetivo de las fuerzas oscuras es que no exista ningún tipo de relación sagrada, su objetivo es que esto simplemente no pase, ya que en el momento que un ser humano a través de su proceso de sanación emocional, se logre encontrar o conectar con su pareja sagrada, a través de la sexualidad, podrá encontrar su camino de iluminación y ese será el momento del fin de la esclavitud en este Planeta Tierra.


Las trampas que han puesto en el camino para que esto no pase, no tiene precedentes, el daño ha sido muy grande. La fractura emocional que llevamos como seres humanos en torno a la sexualidad es enorme. Para empezar, las iglesias en todo el mundo se han encargado de satanizar la sexualidad y reprimirla en el nombre de Dios generando una culpa incalculable a través del tiempo.


Desde el punto de vista social, crecimos creyendo que esto es algo sucio, de lo que no se habla, que esta prohibido saberlo, que genera vergüenza y culpa y todo lo que ya sabemos. Después, en las etapas más recientes, los medios de comunicación y los mercados se encargaron de comercializar la sexualidad a través de insertar todos los programas de miseria sexual con los que hoy vivimos y que ni tenemos idea que funcionan en nosotros como piloto automático.


El robo de energía sexual es un negocio redondo


Lo más interesante que hay que saber de todo este asunto es que las fuerzas oscuras se alimentan de nuestra energía sexual y van a promover el constante robo de energía sexual en el ser humano para obtener su alimento y asegurar su supervivencia.


Para lograr esto han creado complejas estructuras de control mental y estrategias de fragmentación del alma en el ser humano para que constantemente y sin darnos cuenta seamos adictos al sexo sin amor y viviendo en medio de un complejo programa de fantasías sexuales que controla nuestras mentes para obligarnos a liberar todo el tiempo energía orgásmica, que es de la que se alimentan.


Cada vez que una persona tiene relaciones sexuales sin amor, en el momento del orgasmo, su energía sexual es inmediatamente robada por la Agenda Alienígena Negativa y recolectada por la Red Nephilim y llevada a las cadenas lunares.


Una vez que esta energía llega a la luna, se crean con ella, una serie de aberraciones que dan origen a muchos seres que van a estar destinados a servir en los planos astrales para extender las redes de magia negra y los rituales de abuso satánico.


Además, producto de esa relación sexual sin amor, lo primero que va a pasar en tu cuerpo además del robo de energía, es que te va a dejar un "implante". Este implante va a ser insertado en tu cuerpo energético, a nivel de tus órganos sexuales, como si fuera una garrapata que se te entierra y eventualmente va a comenzar a robar tu energía sexual. Los implantes sexuales son la forma más prolífera que utilizan los controladores para robar y manipular la energía.


Los implantes Sexuales


Los implantes sexuales son estructuras inorgánicas, en su mayoría de naturaleza metálica que insertan en el cuerpo cada vez que se tienen relaciones sexuales producto de encuentros casuales de una noche con personas desconocidas o por uso de las redes de prostitución, o se tiene sexo únicamente por satisfacer la necesidad sexual sin involucrar el amor y el respeto.


Los implantes sexuales son estructuras creadas con tecnología extraterrestre diseñadas para amarrar al ser humano en la adicción y en un instinto imparable de deseo sexual, que cuando están funcionando en nuestros cuerpos, todo lo que se desea es únicamente "conectarse sexualmente una y otra vez en la próxima "toma de corriente" para conseguir el alivio de la ansiedad adictiva.


Los implantes sexuales están diseñados para promover la promiscuidad y con esto bloquear el código genético humano para que perdamos nuestro sentido "real" de la conexión humana divina, que es el profundo deseo de estar verdaderamente e íntimamente conectados con nuestra divinidad interior.


Una vez que la persona es implantada, estas estructuras inteligentes se conectan a los chakras inferiores para capturar la fuerza vital de la persona y comienza a extender raíces energéticas negativas y oscuras en todo el cuerpo. Cuando algo vampiriza tu fuerza vital todo lo que instintivamente quieres es recuperarlo, por lo que buscas la próxima "seducción" para vampirizar a alguien o algo más. Nunca logrando sentirte saciado, te vuelves adicto a todas las cosas externas. La mente se vuelve obsesionada con el sexo, la comida, las drogas, las relaciones destructivas, la ropa o cualquier objeto o persona.


Los implantes se alimentan de las adicciones y de los comportamientos destructivos del programa Víctima/Victimario. Entre más se repiten las actitudes adictivas se está más cerca de ser invadido o poseído por una fuerza oscura.